(8) 2564608 contacto@lourdeslibano.edu.co
DSC03595
DSC03595
DSC03538
DSC05776
DSC03595 DSC03538 DSC05776

Descripción del Proyecto

  1. Las circunstancias en la que se realizó o se está realizando la experiencia:

La Institución Educativa Técnica Nuestra Señora de Lourdes, en aras de asumir  su misión y compromiso con la vida, se propuso redimensionar el Proyecto Educativo Institucional hace diez años,  partiendo de una concepción de la persona como ser integral, que requiere de acompañamiento continuo en la formación de las diversas dimensiones que lo integran y desarrollar así las competencias necesarias para desenvolverse en un mundo complejo y ser un líder transformador de su entorno, capaz de trascender y aprender a vivir espiritual y éticamente  con sentido crítico. Para tal propósito asumió la metodología prospectiva  que “se sustenta en la esperanza como una fortaleza que hace hoy realidad el futuro deseado porque genera estrategias y mecanismos que permiten comenzarlo a vivir transformando así la realidad presente con cambios estructurales que dan congruencia a la misión original de la institución” (Benavidez Llizaliturri, 2.004). Este fue un proceso que permitió a la comunidad educativa dinamizar su quehacer en todas las dimensiones, con equipos de trabajo en los que participan los distinto miembros de la comunidad se ha podido con el paso articular propuestas diversas a favor de la formación Integral.

En la actualidad el Lourdes cuenta con 1270 estudiante desde preescolar a grado Once, compartiendo espacios comunes para la recreación, alimentación, ambientes culturales y académicos. La institución está ubicada en el Norte del Tolima, en el municipio del Líbano. Sus inicios se dieron desde 1957 cuando surgió como Amparo Juvenil para acoger a niñas huérfanas, víctimas de la violencia que en aquella  época fue sentida fuertemente en la región. Las niñas eran dejadas a las puertas del Amparo donde las Hermanas Franciscanas las recibían como verdaderas madres. En la necesidad de brindarles educación de calidad se fueron abriendo paulatinamente los grupos de primaria y más adelante  hasta noveno. En 1968, hace 45 años inició oficialmente como institución Educativa. No fueron fáciles estos comienzos por la dura realidad de pobreza y traumas vividos por las familias de la región.

En los últimos diez años  se ha requerido revisión y actualización continua de su quehacer de acuerdo al contexto y realidad institucional donde niños, niñas y adolescentes se encuentran inmersos en mundo de  valores y antivalores que les hace más vulnerables a situaciones de relativización de principios fundamentales  como el respeto, la sana convivencia, la empatía, la solidaridad, la honestidad, la responsabilidad, la justicia, entre otros;  trayendo como consecuencia, conflictos, perdida de sentido de la vida, llevándoles a reacciones muchas veces desproporcionadas y de intolerancia en la convivencia y en la toma de decisiones; el Líbano cuanta con uno de los índices más altos de suicidio e intento de suicidio en el departamento del Tolima, como el uso de sustancias psicoactivas, realidad que ha afectado profundamente a los estudiantes lourdistas donde en promedio cinco estudiantes por año  intentaron el suicidio.

Además, con los cambios cada vez más vertiginosos se evidencia que los estudiantes están siendo muy influenciables por esta realidad, afectados por la sociedad de la imagen, del consumo,  y lo transitorio; haciendo cada vez más difícil el trabajo de sensibilización y formación de valores personales, espirituales y sociales.  Al pasar de la niñez a la adolescencia los cambios son más sentidos dado que en esta etapa se vive desde lo pasajero, lo efímero y lo que no implica responsabilidad; poniendo en tela de juicio  lo que está dado o establecido como norma, entrando fácilmente  en conflicto  y dejándose llevar  por su sentimiento  y emoción del momento.

Por otro lado el lenguaje cotidiano de los niños, pero sobre todo del adolescente dentro del ambiente escolar tenía muchas veces una connotación de irrespeto, despersonalización y agresión para con los demás; más abiertos a la información que a la formación, mostraban poco interés por las consecuencias que pudiera  traer los actos irresponsables y las decisiones del momento. Ante la dificultad fácilmente tomaban posiciones equivocadas como responder agresivamente tanto a compañeros y docentes o aislarse y sumirse en el desánimo para superar las contrariedades. En este sentido, tanto estudiantes como docentes se habían acostumbrado a un lenguaje agresivo no solo en las palabras sino también lenguajes no verbales que lastiman profundamente la relación y dejan huellas profundas.

En el campo familiar y afectivo, el adolescente Lourdista vive la ausencia y soledad que le imponen sus padres por las múltiples ocupaciones que la vida laboral les exige, y para la mayoría uno de sus progenitores está ausente consecuencia de la separación, que trae consigo dolor y sufrimiento, pérdida y duelo que no es acompañado porque no se tienen las herramientas para ello o porque simplemente se prefiere callar o confidenciar con sus inexpertos amigos quienes están dispuestos a escuchar, acompañar y aconsejar, pero también desde su propia inexperiencia.  Toda esta realidad trae consigo situaciones de mayor inquietud y ante las dificultades buscan salidas absurdas en las que atentan contra su vida como medio para llamar la atención o evadir el conflicto y la angustia, situación muy notaria en el adolescente Lourdista. En este panorama busca ser reconocido y aceptado por los demás asumiendo papeles protagónicos entre sus amigos, aún acosta del dolor de los demás.

Ante esta realidad y con el ánimo de fortalecer el amplio abanico de competencias que requiere el ser humano para desarrollarse y alcanzar su realización personal, la institución implementó el Proyecto institucional “El Lourdes cultiva un jardín con valores” que articular bajo este propuesta los diversos proyectos institucionales como: Padrinos y madrinas, Hacia la participación, Cultivando la fe celebramos la vida, Acompañamiento, Ambiental, Sintonizando Emociones, entre otros; los cuales son coordinados por equipos de docentes y estudiantes, de esta manera la Institución ha indagado en estrategias que posibilite una formación integral de acuerdo a la realidad.

Así, conscientes de la necesidad de fortalecer en los miembros de la comunidad educativa las competencias emocionales entendidas como “la capacidad de sentir, entender, controlar y modificar estados anímicos en uno mismo y en los demás” a través del proyecto “Sintonizando Emociones”, se propone desarrollar y potenciar en los miembros de la comunidad educativa la inteligencia emocional con estrategias dinamizadoras y creativas.

  1. LOS PROPÓSITOS Y OBJETIVOS

Propósitos:

Fortalecer en estudiantes, docentes y administrativos el desarrollo de competencias emocionales que permita el establecimiento de sanas relaciones entre los integrantes de la comunidad educativa y por consiguiente mejorar el clima escolar y la cultura institucional.

Incentivar a los miembros de la comunidad educativa a la toma de conciencia de su mundo relacional a partir del manejo adecuado de las emociones.

Objetivo general:

Propiciar un clima escolar  armonizado y fraterno potencializando el desarrollo de competencias emocionales en los miembros de la comunidad educativa lourdista  mediante la formación e implementación de estrategias que permitan el crecimiento emocional.

Objetivos específicos:

Desarrollar en los niños y jóvenes habilidades para la vida a través del manejo adecuado de las emociones.

Promover la sana convivencia y la solución de conflictos haciendo uso adecuado de las emociones e implementando espacios de formación y toma de conciencia.

Fomentar en la institución  educativa, prácticas y estrategias que permitan poner en juego la inteligencia emocional de los miembros de la comunidad educativa  en su cotidianidad.

Cultivar la responsabilidad, la empatía, la asertividad, la solidaridad, el perdón, el cuidado y valoración  de la vida  en todas sus manifestaciones.

  1. EL PROCESO DESARROLLADO

PREPARACIÓN DEL TERRENO:

En el proceso de redimensionar el PEI en Pastoral con metodología prospectiva, se elaboró el contexto a nivel mundial, latinoamericano, nacional y regional desde los inicios de la institución hasta hoy; se trabajó en las cuatro dimensiones de la Institución en Pastoral: Evangelización, comunión y celebración; calidad en el servicio; compromiso social, y liderazgo laical. Así mismo se recuperó la historia institucional a partir de estos referentes en distintas etapas, destacando huellas e impactos en las cuatro dimensiones. En un segundo momento se realizó el diagnóstico con la matriz DOFA, permitiendo la elaboración del árbol de problemas y el arcoíris Institucional. En equipos de trabajo nos dimos a la tarea de soñar a diez años como queríamos ver la institución en estas dimensiones y se elaboró la visión común y programación de metas.

Estas construcciones participativas cohesionaron a los miembros de la comunidad educativa, propiciaron el trabajo en equipo y permitieron avances significativos en la construcción de estrategias en pro de alcanzar las metas y sueños. Teniendo en cuenta la filosofía institucional y con el ánimo de articular  este abanico de propuestas y las nuevas que pudieran surgir con el paso del tiempo, se construyó el proyecto “El Lourdes cultiva un jardín con valores” que acoge las propuestas formativas institucionales entre las que se encuentra “Sintonizado Emociones” un proyecto para el desarrollo de competencias emocionales en estudiantes y docentes Lourdistas.

Las actividades desarrolladas desde el Proyecto “El Lourdes cultiva un jardín con valores” han ido disponiendo el corazón y la mente de la comunidad educativa para las nuevas acciones que se están llevando a cabo desde el proyecto “Sintonizando Emociones”. Estas actividades formativas y de sensibilización se desarrollan durante cada año imprimiendo un sello de creatividad, dinamismo y participación institucional entre las cuales se destacan:

Celebraciones institucionales:

Te acogemos con amor, Bienvenidos: Al comenzar el año escolar las directivas acogen en la entrada de la institución al personal administrativo entregando un signo (cada año varía: velas encendidas, tarjeta, frase Bíblica); así mismo para el ingreso de los estudiantes todos los docentes realizan una calle de honor para recibir a los estudiantes con un dulce y un saludo  afectuoso, expresándoles la alegría por su llega a la institución.

Jornada de Reconciliación y ágape Pascual: como preparación a la semana Santa a través de signos y símbolos se genera un ambiente para el reconocimiento de la propia fragilidad, de las rupturas en las relaciones, observación de la realidad circundante y sensibilización ante el dolor de los demás. Esta jornada se cierra con la celebración del ágape Pascual como fiesta de la vida y la fraternidad, en la cual también participa toda la comunidad educativa.

Semana del Buen pastor: Es un tiempo especial para enfatizar en las cualidades de Jesús Buen Pastor y la invitación para que estas sean asumidas por todos. Durante este tiempo se realizan actividades a través de símbolos, mensajes y actividades que permitan la toma de consciencia  de las actitudes favorables para el acompañamiento y la sana convivencia.

Jornada de Amor y amistad: Tiempo de invitación para reparar vínculos y establecer lazos fraternos y de amistad, se realizan encuentros por grupo propiciando el reconocimiento y la valoración de los demás.

Mensaje de la Semana: En la entrada de la Institución se coloca un mensaje para ser compartido y profundizado en clase.

Jornadas de solidaridad: con ocasión de las necesidades apremiantes de los miembros de la comunidad se organizan jornadas de solidaridad para recolectar dinero o mercados y compartirlos con quienes lo necesitan.

Talleres de reflexión con los grupos: Cada 15 día se realizan talleres con temáticas de crecimiento personal, orientado por los asesores de grupo. Anexos 3 Guías de asesoría de grupo.

Con estas y otras actividades se ha preparado el terreno apropiado para iniciar este año acciones puntuales hacia el manejo de las emociones y el desarrollo de estas competencias tan necesarias en el ser humano para aprender a convivir consigo mismo y con los demás; durante un mes se realizó el proceso de sensibilización y motivación de la comunidad educativa sobre el proyecto con frases y signos alusivos al mismo.

PROCESO FORMATIVO:

El proyecto tiene claro la necesidad de empoderar a los estudiantes con los conocimientos necesarios acerca de este maravilloso mundo de las emociones. Para alcanzar este propósito se ha realizado formación en dos sentidos: El primero dirigido a docentes y estudiantes de todos los grupos mediante guías para ser desarrolladas por los asesores de grupo con sus estudiantes cada quince días. En segundo lugar la conformación y formación del grupo  “ERES”, el nombre hace referencia a elementos claves de la Inteligencia Emocional así: Empatía, Relación social, Control de Emociones, Sintonizando: Sentimientos, Sensaciones, Valoraciones, Intenciones, Acciones. Fue conformado inicialmente por estudiantes de primero a noveno que en su cotidianidad demuestran desarrollo de competencias emocionales como empatía, buenas relaciones, buen manejo de sentimientos, pero abierto a estudiante que desean hacer parte. Son 50 estudiantes que reciben formación sobre inteligencia emocional y es el grupo  encargado de apoyar las diferentes estrategias planteadas por el proyecto.

La dinámica de trabajo ha consistido en el fortalecimiento de competencias emocionales en estudiantes y docentes a partir de acciones formativas que permiten la toma de conciencia a través diversas acciones.  “ERES”, recibe formación cada ocho días con talleres y jornadas de sensibilización sobre las competencias emocionales; este grupo, además de apoyar el Proyecto con su dinamismo, creatividad y competencias emocionales, tiene como función la mediación, entendida como una negociación en situaciones de conflicto, en la que interviene la ayuda de un tercero. Anexo 4:  Actas de talleres de Formación y asistencia.

El grupo “ERES”, elige su propio coordinador y secretario, líderes que dinamizan el trabajo del grupo. Además se organizan en grupos de siete estudiantes para realizar procesos mediación cuando sea necesario.

En el proceso de mediación, “ERES” cuenta con “Guía para mediadores” instrumento que plantea como ruta de acción la empleada por Jesús Buen Pastor.

Son funciones del Grupo “ERES” en el proceso de mediación entre pares:

  • Intervención en momentos de rompimiento de relaciones o agresión entre estudiantes utilizando lenguajes apropiados.
  • Diálogo con las personas en conflicto de forma conjunta y separada a fin de:
  • Reducir la hostilidad y establecer una comunicación eficaz.
  • Ayudar a las partes a comprender las necesidades y los intereses del otro.
  • Formular preguntas que pongan de manifiesto los intereses reales de cada parte.
  • Plantear y aclarar cuestiones que han sido pasadas  por alto, o que no han recibido la suficiente atención.
  • Ayudar a las personas a concebir y a comunicar nuevas ideas.
  • Ayudar a reformular las propuestas en términos más aceptables.
  • Ayudar a formular acuerdos de beneficio para todos a corto y largo plazo.
  • Realizar depósitos emocionales sinceros para estimular a los compañeros a reconocer sus propias emociones y las de los demás.
  • Valorar y reconocer las emociones de quienes intervienen en el conflicto animándolos a expresarlas con palabras.
  • Escuchar a cada una de las personas implicadas con atención e interés.

Perfil de los mediadores:

  • Ser pacientes, reflexivos y bastante tolerantes.
  • Capaces de mantener un carácter confidencial.
  • Saber escuchar una mezcla de: Hechos, Emociones, Prejuicios, Percepciones, Suposiciones, Opiniones.
  • Capaces de ayudar a la producción de acuerdos creativos

Ruta del Buen Pastor:

En su tarea como mediadores deben tener como referente a Jesús Buen Pastor y sus actitudes:

  1. “Actuar a partir de cualidades humanas como: Corazón noble, ser humano, compasivo y generoso. Tener una conciencia recta, una actitud social impecable y una voluntad inflexible, decidida, firme y perseverante”.
  2. “Tener en cuenta que “La verdad es la verdad y hemos de profesar un culto ferventísimo a la verdad, salvada siempre la prudencia y la caridad. Lo que no está bien hecho no está bien hecho aunque lo haga el más amigo que yo tenga, pero manteniendo la cordialidad y dulzura”.
  3. Corregir por amor: “cuando no es así sólo causamos heridas y dolor, por tanto se debe ser muy prudente al hacer una corrección, es decir esta debe hacerse siempre con caridad y como respuesta a cariño que tenemos a quien se la pedimos”.
  4. Dejar de lado sentimientos de envidia.

“La envidia produce un sentimiento de disgusto a quien la siente, le quita paz en el corazón y es atrapado por el rencor consigo mismo por no lograr lo que tiene otro”.

  1. La mediación debe llevar implícita la generosidad.

“Nuestra actitud cristiana, debe ser espejo del carácter de Nuestro Señor Jesús, debe tener incluida toda la generosidad que tiene el corazón de Cristo. Si mostramos una actitud digna de ejemplo, si entre nosotros nos tratamos como si estuviéramos tratando con Cristo, no me cabe la menor duda que más hombres buscarían sentirse nuestro prójimo de la forma como nos enseña el Señor. Dios es generosidad, es el corazón de Dios. A Dios, se le habita en el corazón, ese es su lugar preferido, por lo tanto la generosidad debe comenzar en nuestros corazones”.

  1. Cuidarse de no juzgar.

“Qué fácil es criticar, juzgar y de esta forma llegar a despreciar a los demás. Se critica censurando negativamente a las personas y sus actos, se juzga a las personas valorando sus acciones o sus condiciones y se emite un  dictamen o sentencia sobre ellas pensando que se tiene autoridad para ello, desde allí, el desprecio al criticado y juzgado es el paso siguiente. Sin embargo juzgar es un pecado grave. Jesucristo mismo ha dicho: Hipócrita, sácate primero la viga de tu ojo, y entonces podrás ver claro para sacar la paja del ojo de tu hermano (Lc 6, 42). Las faltas… que más conocemos íntimamente, son las nuestras, y nosotros sabemos mejor que nadie lo soberbios que somos. También sabemos cuáles son las cosas buenas que hacemos. Así mismo, conocemos el fariseo que llevamos dentro”.

  1. Actuar siempre con prudencia

“La virtud de la prudencia es un arma de combate indispensable. Prudencia en las obras. Prudencia en las palabras. Éstas salen sin darse cuenta. Cuando te has descuidado, ya te has comprometido. Y después será difícil reparar los daños”.

  1. Saber dialogar con sensatez.

Aunque el diálogo noble siempre enriquece, las discusiones siempre son peligrosas, por eso no las aceptes en ningún terreno: ni moral, ni dogmático, ni de crítica. No los has de convencer y perderás el tiempo y la paz. Y, a lo mejor, dices cosas que no debes.

  1. Actuar con sensibilidad.

“No sólo hay que cultivar la voluntad y la inteligencia. También hay que mimar la sensibilidad de la cual nace la elegancia. Hay una elegancia física y hay una elegancia espiritual, moral. La elegancia espiritual, delicadeza de alma, es enemiga de lo grosero y bajo, de lo que degrada el pensamiento, la imaginación, la memoria, los sentidos, el corazón. La elegancia espiritual nada huye tanto como lo vulgar; en el lenguaje, en las maneras, en las acciones”.

  1. Buscar apoyo:

Acudir a un docente u otra persona adulta solo en caso de no lograr que se lleguen a acuerdos entre las personas y que el conflicto se intesifique.

Estos elementos están referidos en el Evangelio según San Mateo 18, 15-17

Para el proceso de mediación “ERES” está organizado por grupos de diez estudiantes integrado por niños de primaria y secundaria portando un distintivo. A ellos pueden acudir los demás estudiantes solicitando su intervención, serán llevados  a la “zona de escucha”. Se tiene un registro de cada proceso mediante ficha de intervención.

Formación con padres de familia: Las escuelas de padres han sido una fortaleza institucional en los últimos años, desde el año pasado se ha orientado partir de la temática de la Inteligencia Emocional dejando tareas prácticas a padres de familia para realizar con los hijos.

ACTIVIDADES PRÁCTICAS PARA EL DESARROLLO DE LA INTELIGENCIA EMOCIONAL:

Hago lo correcto: Durante todo el año se ha venido manejando esta frase como un referente en la toma de decisiones pequeñas y grandes, realizando campañas a través de frases, carteleras, folletos, mensajes individuales, símbolos, se motiva a los estudiantes a actuar siempre de manera correcta. Hacer lo correcto pone en juego la capacidad para decidir qué hacer en las diferentes situaciones. Periódicamente se coloca en cartelera un dilema moral para que los estudiantes realicen sus aportes y en asesoría de grupo se planteará la discusión.

Bitácora de las Emociones: En cada aula de clase se tiene un diario. Allí los estudiantes plasman sus emociones colectivas y en asesoría de grupo se da el espacio para la retroalimentación, a su vez cada docente está llamado a hacer acompañamiento según las circunstancias.

Oasis de las Emociones: la zona verde es el lugar de encuentro; fue acondicionado para la reflexión y la toma de conciencia de las emociones a través de mensajes positivos,  valores, maneras de solucionar conflictos y el abecé de las Emociones. Allí los estudiantes encuentran en el descanso docentes y estudiantes  dispuestos a la escucha. Esta es una “Zona de Escucha” y expresión de sentimientos en forma escrita y verbal.

El oasis emocional, es un lugar neutro, preparado para ser una escuela emocional; quien ingrese allí se dispone al aprendizaje, mediante la toma de conciencia de sus propias emociones y sentimientos, a aprender a través de juegos, lúdicas y demás propuestas del grupo “ERES”. Los miembros del grupo al finalizar cada semana elaboran una bitácora que recoja el desarrollo de las actividades.

Actividades que se desarrollan en el Oasis de las Emociones:

Banco Emocional: “ERES” se distribuye durante la semana para permanecer en pequeños grupos en el OASIS, allí cada uno porta una Libreta similar a la libreta de ahorros de los bancos y de acuerdo  a las actitudes de quienes allí se encuentran hacen depósitos o pequeños retiros al Banco Emocional de cada persona como una forma de ayudarle a tomar conciencia de sus emociones y estimularle para seguir adelante de acuerdo a sus aciertos.

Juegos dirigidos: Los jueves de cada semana, el grupo “ERES” en pleno permanece en este lugar para dirigir juegos y manejar las libretas de banco emocional según las necesidades, están dispuestos para la mediación e intervención mediante tarjetas que expresan los sentimientos, actitudes y emociones generados por las personas que allí se encuentran. 

Cortafuego de las emociones: En el “oasis de las emociones” se encuentran dos tableros dispuestos para que estudiantes y docentes expresen en forma escrita sus sentimientos y emociones. “La vida está hecha de sensaciones, cada instante experimentamos emociones y sentimientos que van dejando huellas en el alma, manifestándose con la palabra escrita”. “Las emociones se viven, se sienten, se reconocen, pero sólo una parte de ellas se puede expresar en palabras o conceptos” Laura Esquivel.

RECURSOS FINANCIEROS:

Para la implementación del Proyecto “Sintonizando Emociones” la institución ha invertido para la adecuación de la zona Verde como “Oasis Emocional en la construcción de cuatro casetas y mensajes en madera.

Material Impreso en tipografía: Libretas de banco Emocional, ABCE de las emociones.

Otros materiales: Fotocopias con talleres, frases, folletos de formación y palería impresa para control de asistencias y actas.

Impacto

LOS RESULTADOS OBTENIDOS

Esta experiencia está articulada en el Proyecto Educativo Institucional en Pastoral, los logros alcanzados se evidencian desde el momento en que se redimensionó el PEI hace diez años; la metodología prospectiva contribuyó al fortalecimiento del trabajo en equipo, la participación de los diferentes miembros de la comunidad educativa,  la visualización de los sueños y metas  por alcanzar. Además estos primeros esfuerzos permitieron la organización, la planeación y ejecución de todo el que hacer institucional,  articulando con sentido cada uno de los proyectos que se han llevado a cabo y los que hoy se continúan desarrollando.

Es por ello que además de estos logros generales y fundamentales que tienen que ver con la identidad institucional  y la manera de realizar el quehacer, se destacan las trasformaciones a nivel de cultura institucional, valorada y reconocida por relaciones humanas fraternas, pacíficas, acogedoras, de valoración y respeto por cada uno como persona. Con el paso del tiempo y a pesar de los cambios que se han ido estableciendo en las nuevas generaciones, influenciadas por los medios de comunicación, la interacción de los niños y jóvenes con las nuevas tecnologías y su incidencia en la manera de ser y estar en su mundo, la institución ha fortalecido   relaciones interpersonales caracterizadas en general por la armonía, buen trato, empatía; los casos de agresión son esporádicos, lo cual evidencia una apropiación de valores para la convivencia.

El estudiante Sergio Gaitán Cortés, fue seleccionado como parlamentario juvenil por el Tolima con una de las iniciativas pedagógicas institucionales de la cual surge el proyecto “sintonizando emociones” llamada “Celebrando la vida se fortalecen valores”. Por este logro participamos en Foro Educativo Nacional de Educación sobre competencias ciudadanas y el estudiante estuvo en el  Encuentro Internacional de Parlamentarios Juveniles del MERCOSUR en Brasilia – Brasil Del 3 al 7 de Diciembre en el marco de la Cúpula Social de Presidentes del MERCOSUR, donde los Parlamentarios entregaron su declaratoria a los Presidentes. Anexo 12: evidencias de participación en el Parlamento Juvenil.

Se ha logrado que muchos de los docentes y estudiantes asuman actitud para la escucha aprovechando además el espacio habilitado para ello, ya que este ha sido un clamor insistente de los estudiantes: la necesidad de ser escuchados por parte de docentes y directivas; desde el proyecto se ha logrado mayor conciencia y aunque este proceso es lento se han dado pasos significativos en disposición y actitud.

En el contexto local y regional la institución educativa ha sido reconocida por su los procesos de formación y calidad humana que se fomentan en los estudiantes; se reconoce la Identidad del estudiante Lourdista por sus valores éticos, cívicos, espirituales, humanos, como el respeto, la empatía, el diálogo, dando razón de una formación integral centrada en la persona, esto se evidencia en interés de las empresas porque estudiantes Lourdistas realicen allí su práctica empresarial.

La demanda de cupos en la institución  ha superado la oferta con un incremento de aproximadamente del 20 por ciento de estudiantes en los últimos cinco años, diferente a las demás instituciones que han disminuido significativamente el número de los mismos.